fbpx
Fale conosco

La DFL

Una nueva empresa que alcanza los 80 años.

DFL fue fundada en 1939 como una empresa importadora.

En los años siguientes se convirtió en el mayor representante de la industria odontológica estadounidense y europea en Brasil.

En 1959, DFL comenzó su producción local de productos dentales dando un impulso a la evolución del negocio de la compañía.

En 1978, DFL construyó su sede en el Complejo Farmacéutico de Jacarepaguá, Río de Janeiro, cerca de grandes empresas.

El inicio de la fabricación de anestésicos inyectables ocurrió en 1998 y marcó una nueva era para DFL. El reconocimiento de la calidad de estos productos ha traído una nueva etapa de crecimiento para la compañía.

El año 2005 fue un hito para DFL. Para poder satisfacer la necesidad de inversiones, un 40% de sus acciones fueron adquiridas por un grupo de inversionistas. Cuatro años después, en 2009, ya en sus setenta, el grupo inversor adquirió la totalidad del capital social de la compañía.

A partir de este año, la empresa experimentó un importante cambio interno e hizo una gran inversión financiera para garantizar la modernización de las herramientas de gestión, aumentar la automatización de la producción de la empresa y la creación de un laboratorio de investigación y desarrollo equipado con las últimas herramientas.

Hoy en día DFL es una empresa totalmente adaptada a la globalización, presente en más de 30 países. Cuenta con las certificaciones de Buenas Prácticas de Fabricación para medicamentos y dispositivos médicos, ISO 13485: 2016 y certificado CE.

En 2012 se inauguró una nueva planta de anestésicos inyectables.

La nueva unidad permitió casi triplicar la producción.

Se construyó un nuevo centro de distribución con la más alta tecnología, incluido el control de temperatura y humedad, para satisfacer el nuevo flujo de productos.

Las instalaciones de DFL están además compuestas por dos edificios más con 5.000 m2 construidos en un área total de 16.000 m2. Además del centro de distribución, el edificio administrativo con 1.514 m2 da soporte a la expansión de la empresa.

Pero el principal activo de DFL son sus más de 300 empleados comprometidos a garantizar el más alto nivel de calidad para todos los productos y el mejor servicio posible.